Sábado, 21 Octubre 2017

Última actualización:02:41:07 PM GMT

Referentes y ejemplos para nuestra sociedad.

E-mail Imprimir PDF

 

Referentes y ejemplos para nuestra sociedad.Con creciente preocupación desde estas Asociaciones somos testigos de los desmanes y excesos a los que son sometidos en cada temporada estival los corrales de pesca y otras zonas de nuestro litoral. De este modo, daños estructurales por ruptura de piedras, capturas de inmaduros o la eliminación sistemática del hábitat y de la base de la cadena alimenticia en directo perjuicio para otras especies de mayor entidad han pasado a ser tan habituales que prácticamente ya nadie parece recapacitar sobre la gravedad y las consecuencias que se derivan de estas actitudes y comportamientos.

 

Las unidades especializadas en el control y vigilancia de estos asuntos (el Servicio para la Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil), con la llegada de los rigores del verano, multiplican sus esfuerzos en la prevención y lucha contra los incendios forestales que se ven tan favorecidos por los rigores del verano, cometidos que los mantiene la mayor parte del tiempo lejos de los espacios costeros, vigilando otras zonas más críticas.

 

Esta es, en pocas palabras, la explicación a la pregunta que tantas voces han realizado sobre porqué se mantiene una vigilancia de los corrales en invierno y de porqué no se presta en verano, cuando se hace más necesario por la mayor afluencia de personas que, a un mismo tiempo, tienen un manifiesto desconocimiento de un hábitat tan sensible como es el ubicado en la franja intermareal y de los cuidados que precisan los corrales para asegurar su supervivencia.

 

En esta situación sería muy de agradecer, es prácticamente imprescindible, la implicación de otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para dar solución a este problema.

 

A fin de facilitar esta implicación y asunción de funciones, el primer paso fue la creación de un marco normativo adecuado que, a nivel local, regulara el aprovechamiento y uso de los corrales de pesca. Años de esfuerzo y gestiones han concluido en este 2.008 con la aprobación de la Ordenanza Municipal de Uso y Aprovechamiento de los Corrales de Pesquería, y con la aparición de un Bando de Alcaldía que hacía público su contenido.

 

La siguiente fase viene constituida por una doble acción: una campaña de información pública y sensibilización social (instalación de carteles, publicidad de Bandos, señalización en los propios corrales...) y, simultáneamente, la realización de actividades formativas para los Agentes que asumirían las labores de vigilancia y control.

 

Por razón de la premura de tiempo, la campaña de información pública se está diseñando para que comience a funcionar antes del próximo verano de 2.009. Por su parte, los actos de formación de los Agentes iban a ponerse en marcha a partir del pasado día 3 de septiembre.

 

Destaca en este proceso la magnífica atención y colaboración prestada por la Delegación Municipal de Medio Ambiente, tanto en la persona de su concejal responsable como en la del técnico adscrito a la misma.

 

Lamentablemente, pese a la amplia divulgación dada al curso de formación (Policía Local, Guardería Rural, Vigilancia de Playas y Guardia Civil) y con independencia de que la adopción de nuevos conocimientos supondría para los Agentes participantes tanto un enriquecimiento personal como una adecuada formación profesional, no se ha registrado ni una sola inscripción, motivo que ha desembocado, obviamente, en la suspensión del curso.

 

Querámoslo o no, nuestra sociedad encuentra sus referentes en determinados colectivos. El principio de igualdad no resulta incompatible con el hecho de que figuras como bomberos, médicos, jueces o policías, por citar algunos casos, cumplen entre otros cometidos el de imagen de nuestra sociedad, el de ejemplos para la generalidad.

 

En este caso la respuesta recibida ha supuesto un ejemplo negativo en el concepto más absoluto, prácticamente una afrenta, y no solo para quienes estamos comprometidos con este proyecto, sino para la sociedad chipionera en general, habida cuenta que lo que se viene procurando es la salvaguarda de uno de los mayores valores definitorios de nuestro carácter común, de uno de nuestros elementos más característicos como ciudad y de la tradición más arraigada en nuestro patrimonio intangible y acervo cultural.

 

Asoc. Mariscadores de Corrales “Jarife” / Grupo Ecologista C.A.N.S.-