Domingo, 17 Diciembre 2017

Última actualización:02:41:07 PM GMT

Especies objeto de captura

E-mail Imprimir PDF

La cuestión fundamental y última de cualquier aprovechamiento pesquero y/o marisquero versa, obviamente, sobre las especies que son objeto de captura.

 

Una de las características que convierten en única esta modalidad de pesca a pie o marisqueo tradicional es la amplia diversidad de especies que pueden ser susceptibles de captura a través de las simples técnicas y útiles heredados de nuestros antecesores.

 

Esta amplia diversidad de especies que pueden ser susceptibles de captura, junto con la riqueza biológica de estas costas y sus peculiares características (franja continental marina de pendiente poco acusada, la alternancia de fondos rocosos, arenosos y fangosos con amplias praderas marinas, las vecinas rutas migratorias de peces pelágicos, la inmediata proximidad del Río Guadalquivir...) son algunas de las cuestiones que hacen realmente imposible pretender catalogar la totalidad de las especies que pueden convertirse en capturas durante la práctica de esta ancestral técnica de pesca a pie o marisqueo tradicional.

 

Es por ello que a continuación se ha intentado llevar a cabo una relación de aquellas especies que vienen a ser más o menos habituales en las capturas.

 

Huelga decir, en concordancia con lo que se ha venido a citar anteriormente, que esa relación se pretende sistemática, pero será a todas luces incompleta, pues siempre se registran esos casos extraños y prácticamente irrepetibles en los que se cita la captura o avistamiento de un ejemplar totalmente inesperado.

 

A fin de ejemplarizar esta circunstancia puede hacerse mención, entre otros, a la captura de un Tarpón Atlántico (Megalops atlántica), el de un Pez Volador (Cypselurus heterurus) y hasta el de un Atún Rojo (Thunnus thynnus) que alcanzó en la báscula un peso de 440 kgs... e incluso se dio el caso durante el año 2.000, en el que las precipitaciones pluviales fueron especialmente importantes y el volumen de agua arrojado por el Guadalquivir a nuestras costas fue tan impresionante que la salinidad del agua llegó a niveles de casi cero, que incluso se constató la presencia de Barbos (Barbus barbus) en los corrales.

 

De igual modo cabe afirmar, en relación con las capturas que sí se consideran más habituales o normalizadas, y que por ello han entrado a formar parte de la siguiente relación, que:

  • Indudablemente las capturas son más importantes en el interior de los corrales de pesca que en el resto de la franja de abrasión litoral también dedicada a esta práctica de pesca a pie o marisqueo tradicional, dado que una vez que ven cerradas sus vías de salida de estas ancestrales artes de pesca no disponen de las posibilidades de escape con que cuentan sus congéneres que se hallan en el exterior de las mismas en el momento de la bajamar. Esta circunstancia es particularmente importante en el caso de los peces.

 

  • No todas las especies a continuación citadas son capturadas o avistadas en la misma proporción durante el ejercicio de esta práctica tradicional, existiendo unas más habituales y otras menos, llegando incluso al caso de las capturas accidentales. Los distintos volúmenes de capturas por especies conseguidas en esta modalidad tradicional de pesca a pie de corral o marisqueo tradicional se puede apreciar a través de los datos estadísticos anuales que constan en el apartado “HISTORIAL DE CAPTURAS ANUALES REALIZADAS”.

 


Fuente: Demarcación de Costas Andalucía-Atlántico.
Autor: Alberto Manuel Arias García

 


Fuente: Servicios de Medio Ambiente de la Diputación Provincial de Cádiz.
Autor: Alberto Manuel Arias García
Diseño: Iván del Río.

Una vez esclarecidos estos términos preliminares, que considerábamos del todo necesarios, podemos indicar que las especies susceptibles de ser capturadas y/u observadas (aunque no sean las únicas) en el ejercicio de esta modalidad de pesca a pie o marisqueo tradicional son las siguientes:

 

Burgao (Monodonta turbinata). Pijón (Cerithium vulgatum). Caracola (Thais haemastoma).
Cañailla (Phyllonotus trunculus). Cañailla Fina (Murex brandaris). Lapa (Patella caerulea).
Erizo (Paracentrotus lividus). Navaja o Muergo (Solen marginatus). Almeja (Tapes decussata).
Gusana (Arenicola marina). Ortiguilla (Anemonia sulcata). Camarón (Palaemon serratus).
Langostino (Pennaeus kerathurus). Cangrejo de Pelo (Eriphia verrucosa). Cangrejo Moro (Xantho pilipes).
Cangrejo Zapatero (Pachygrapsus marmoratus). Nécora (Portunus puber). Coñeta (Carcinus maenas).
Centolla (Maja squinado). Cigala (Nephrops norvegicus). Galera (Squilla mantis).
Santiaguiño (Scyllarus posteli). Langosta (Palinurus elephas). Bogavante (Homarus gammarus).
Pulpo (Octopus vulgaris). Puntillita (Allotheutis media). Calamar (Loligo vulgaris).
Sepia o Choco (Sepia officinalis). Albur (Liza ramada). Garriento (Liza aurata).
Lisa (Chelon labrosus). Capitán (Mugil cephalus). Acedía (Dicologoglossa cuneata)
Lenguado (Solea senegalensis). Lengua (Synaptura lusitanica). Rodaballo (Psetta maxima).
Solla (Pleuronectes platessa). Pastinaca (Dasyatis pastinaca). Raya (Raja clavata).
Raya Chucho (Dasyatis violacea). Obispo (Pteromylaeus bovinus). Torpedo (Torpedo torpedo).
Guitarra (Rhinobatos rhinobatos). Sapo Roncador (Halobatrachus didactylus). Salmonete (Mullus barbatus).
Rascacio (Scorpaena porcus). Araña (Trachinus draco). Pez Tambor o Ballesta (Balistes carolinensis).
Bodión (Symphodus roissali). Cabrilla (Serranus cabrilla). Brótola (Phicis blennioides).
Salema (Sarpa salpa). Oblada (Oblada melanura). Chopa (Spondyliosoma cantharus).
Meje (Parapristipoma octolineatum). Borriquete (Plectorhincus mediterraneus). Roncador (Pomadasys incisus).
Mojarra (Diplodus annularis). Mojarra Negra (Diplodus vulgaris). Sargo Picudo (Diplodus puntazzo).
Sargo o Chapetón (Diplodus sargus). Sargo Burgo (Diplodus cervinus). Breca (Pagellus erythrinus).
Garapello (Pagellus acarne). Herrera (Lithognathus mormyrus). Dorada (Sparus aurata).
Urta (Pagrus auriga). Pargo (Sparus pagrus). Baila o Lubina Moteada (Dicentrarchus punctatus).
Robalo o Lubina (Dicentrarchus labrax). Pejerrey (Atherina presbyter). Aguja (Belone belone).
Sardina (Sardina pilchardus). Lacha (Sardinella aurita). Boquerón (Engraulis encrasicholus).
Chicharro o Jurel (Trachurus trachurus). Caballa (Scomber scombrus). Tonino (Scomber japonicus).
Bonito (Sarda sarda). Melva (Auxis rochei). Albacora (Thunnus alalunga).
Bacoreta (Euthynnus alletteratus). Chova o Anjova (Pomatus saltator). Pámpano (Stromateus fiatola).
Palometa (Lichia amia). Pez Limón o Serviola (Seriola dumerili). Corval (Sciaena umbra).
Moro Negro (Umbricina cirrosa). Corvina (Argyrosomus regius). Morena (Muraena helena).
Anguila (Anguilla anguilla). Safío o Congrio (Conger conger).

 

...Y no nos parecería justo cerrar este apartado sin dedicar antes unas palabras de agradecimiento al personal de la Lonja de Pesca de nuestra localidad, así como a los miembros de la flota pesquera local, sin cuya colaboración, abierta y desinteresada, nos habría resultado mucho más difícil la obtención de la mayor parte del material gráfico que encontraréis en este apartado.