Jueves, 19 Octubre 2017

Última actualización:02:41:07 PM GMT

Actividades anteriores al año 2009

E-mail Imprimir PDF

 

MEMORIA 2000-2008

 

Desde nuestra concepción de las cosas resulta inherente a cualquier entidad la realización de actividades hacia el exterior, es decir, su interactuación con el mundo y la vida que la rodea. Podríamos concluir que es ahí donde radican los fines y actividades que, reglamentariamente, han de ser contemplados en sus Estatutos Sociales.

 

No obstante, y por ello sin desmerecer el derecho a la reserva en un lugar de tanto privilegio como son los fines y actividades estatutarios, resulta importante para la vida de cualquier entidad la organización de actividades más internas o propias que fomenten la inscripción, permanencia, implicación y participación de sus afiliados/as.

 

Como ya se ha adelantado en la introducción a este apartado, en la siguiente exposición, no están todos los que son, aunque sí son todos los que están. Obviamente esta pequeña selección únicamente incluye las actividades que incluyen unos parámetros determinados: principalmente que revistan la relevancia y el interés público que les hace acreedores de contar con un espacio reservado en esta web y, obviamente, al efecto de evitar duplicidades, que no sea objeto de tratamiento en otra sección.

 

Es por ello que, para obtener una visión global de conjunto de la auténtica labor desarrollada por la Asociación de Mariscadores de Corrales de Chipiona “Jarife”, se hace preciso unir las actividades a continuación reseñadas con las que figuran en el apartado titulado “SECCION DE VOLUNTARIADO MEDIO-AMBIENTAL” (e incluso con la totalidad del contenido de esta web, al existir secciones otras secciones específicas que tratan sobre cometidos concretos).

 

Una vez definida la perspectiva utilizada resulta posible establecer la siguiente relación de actividades realizadas para pasar a desarrollarlas seguidamente:

 

  1. Día de la Asociación.
  2. Celebración de concursos.
  3. Preparación de Libros de Mareas.
  4. Instalación de cartelería informativa en los corrales de pesca.
  5. Campañas divulgativas de radio y televisión.
  6. Maqueta de los corrales de las Canteras.
  7. Monumento a los mariscadores.
  8. Estudios biológicos sobre el seguimiento de la actividad.
  9. Peticiones para la promulgación de normativa local de defensa de los corrales de pesca:
    1. La Ordenanza Municipal de Uso y Aprovechamiento de los Corrales de Pesca.
    2. Bando Municipal del año 2.008.

 

 

 

Ir arriba.1.- Día de la Asociación.

Cuando se hace el diseño del Plan de Actividades de cada año, la composición de las propuestas que forman parte del mismo responde a distintas finalidades: actividades de concienciación y educación medio-ambiental destinadas al público en general, actividades que se diseñan específicamente para los/as socios/as y, finalmente, actividades que hagan posible la participación de los/as socios/as con sus familiares.

 

Dentro de este último apartado destaca con personalidad propia el acto de conmemoración del Día de la Asociación.

 

Habida cuenta que “Jarife” se constituyó un 24 de abril, para determinar el Día de la Asociación se toma como referencia el primer sábado de la primavera (es decir, del día 21 de abril).

 

Esta fecha, no obstante, puede variar por diversas circunstancias, siendo la más considerada la coincidencia de la jornada con un coeficiente de marea suficiente que permita llevar a cabo nuestra ancestral actividad. Además se tiene presente la coincidencia con otras celebraciones o eventos de tal manera que los/as socios/as no se vean en la tesitura de tener que elegir entre distintas opciones.

 

La conmemoración del Día de la Asociación comenzó a tener lugar durante el año 2.001 y, desde entonces, se viene celebrando una cena en la que los/as socios/as y los familiares con los que conviven tienen igual consideración, dado que la propia Asociación aporta un porcentaje del coste del cubierto de cada comensal.

 

Este evento, a lo largo de los años, ha variado en cuanto al establecimiento de hostelería que se ha seleccionado a tal fin, destacando las ocasiones en que se ha celebrado en el Restaurante “Los Corrales”, en el Bar-Restaurante “Bachicha” o, más recientemente, en el Bar “Eduardo”.

 

Suele servir la celebración de este acto, además, para honrar a aquellas personas que hayan podido ser reconocidas con el título de socio/a honorífico/a o de honor o a las que se quiera rendir reconocimiento por los méritos contraídos.

 

La participación en este acto es de carácter voluntaria. No obstante, la asistencia al mismo se considera válida al objeto de dar cumplimiento a la obligación de tomar parte durante el ejercicio, al menos, en una de las actividades organizadas por la entidad.

 

foto1
foto2
foto3
foto4
foto5
foto6
foto7
foto8
1/8 
start stop bwd fwd

 

 

 

Ir arriba.2.- Celebración de concursos.

 

En sentido general la celebración de concursos es un apartado que se dedica específicamente a los/as socios/as de la entidad, pues es requisito indispensable para tomar parte en los mismos ostentar tal condición.

 

Los primeros concursos de marisqueo tradicional o pesca a pie tuvieron lugar en el año 2.001, variando el número de concursos organizados en cada año en función del Programa de Actividades compuesto para cada ejercicio. Hasta la fecha se han celebrado un total de trece eventos de este tipo.

 

Igualmente los concursos han adoptado distintas modalidades: individual o por equipos; para adultos o para menores (divididos por categoría de edad); diurnos, nocturnos o mixtos; destinados a la obtención de un rancho o destinados a la captura de una especie específica...

 

Tal vez la modalidad con mayor aceptación sea aquella en la que el concurso se celebra por equipos formados por tres personas a las que, según sorteo, les corresponde un corral específico (en esta ocasión el derecho preferencial de los catadores queda en suspenso por realización del evento), que variará durante los dos días en que tiene lugar la prueba, y que tiene por objetivo la consecución del rancho más variado posible (es decir, integrado por el mayor número posible de especies) a fin de acreditar el dominio de la mayor gama de técnicas de marisqueo.

 

En sus últimas ediciones el primer premio consiste en un trofeo diseñado por “Jarife”, consistente en una miniatura compuesta por los “trastos” o útiles tradicionales para la realización de marisqueo o pesca a pie.

 

En el tema de concursos, además, es digna de mención la participación y/o colaboración con los que son organizados por otras entidades, bien sea a título económico con la colaboración en la dotación en metálico de los premios o adquisición de trofeos (concursos silvestristas de pájaros, concursos de pandorgas a la antigua usanza, etc.) o la participación y colaboración con otras entidades (por ejemplo, el concurso anual de pesca mar-costa de la entidad Vito-Pesca) e incluso con el propio Ayuntamiento de la localidad.

 

La participación en concursos es de carácter voluntaria. No obstante, la asistencia al mismo se considera válida al objeto de dar cumplimiento a la obligación de tomar parte durante el ejercicio, al menos, en una de las actividades organizadas por la entidad (por lo tanto habrá de entenderse que nos referimos a la participación en concursos organizados de manera autónoma por “Jarife”, no en aquellos otros en las que somos colaboradores).

 

foto1
foto2
foto21
foto3
foto4
foto5
foto6
1/7 
start stop bwd fwd

 

 

 

Ir arriba.3.- Preparación de Libros de Mareas.

 

En la época en que la ancestral técnica de marisqueo o pesca a pie registró su momento más bajo, coincidente con los años inmediatamente anteriores a la constitución de la Asociación de Mariscadores de Corrales de Chipiona “Jarife”, se perdieron gran parte de los valores tradicionales que siempre había regido la actividad.

 

Dos fueron los elementos principales que llevaron a la pérdida de estos valores: la masiva utilización de técnicas no tradicionales (artes de red, generalmente trasmallos, palangres, nasas...) y la pérdida del respeto al momento en que podía tener lugar, en cada bajamar, el inicio de la marea.

 

Uno de los objetivos principales que se establecieron durante la redacción de nuestros Estatutos Sociales (de los originariamente redactados durante el año 2000 y, por extensión, de los que vinieron a sustituir a éstos para adaptación de sus contenidos a los dictados de la Ley Orgánica 1/2.002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación) fue precisamente la fijación y recuperación de aquellos valores perdidos, como medio prioritario para que la actividad no terminarse por extinguirse por sí misma.

 

En lo que se refiere concretamente al respeto al momento en que podía tener lugar, en cada bajamar, el inicio de la marea o del marisqueo tradicional o pesca a pie, el artículo 11º.j) de nuestros Estatutos establece como obligación el abstenerle de hacerlo antes de los 90 minutos previos a que se alcance la hora de bajamar prevista.

 

Por razón de que existían distintos medios en los que efectuar consulta al respecto de la hora de bajamar prevista, se hizo necesario unificar dicho criterio.

 

A dicho fin, en cada ejercicio desde el momento de su constitución, la Asociación de Mariscadores de Corrales de Chipiona “Jarife” elabora sus propias tablas de marea como unidad de medida al respecto del dato válido por el que se establece la hora de bajamar prevista.

 

Dicho Libro de Mareas se remite antes del inicio de cada ejercicio a todos/as los/as socios/as de la entidad, aparte los que se facilitan a otras Administraciones, entidades y particulares para sus propias necesidades.

 

El Libro de Mareas no se limita en exclusiva a dar esta información relativa a horarios y coeficientes de marea, sino que se utiliza además para facilitar otra información de utilidad a los/as socios/as: las condiciones generales para permanencia en la Asociación, la relación de vedas principales y la relación de tallas mínimas de las especies más comunes.

 

Es preciso dar reconocimiento, en el ámbito de la exposición de este apartado, a la empresa M.GUZMAN.E.C, S.L., quien patrocina la edición de estos libros desde que se iniciara su confección anual.

 

 

 

Ir arriba.4. Instalación de Cartelería informativa en los corrales de pesca.

 

La mayor parte de los daños que sufren los corrales de pesca por acción directa de los seres humanos (y por extensión, de toda la franja de abrasión litoral que se establece como ámbito geográfico en la que se realiza la actividad de marisqueo tradicional o pesca a pie) se debe al propio desconocimiento de las personas durante su permanencia en un hábitat natural tan sensible.

 

Tomando como premisa esta situación de desconocimiento, en el año 2.001 llevamos a cabo, a través de la colaboración ciudadana prestada por algunas entidades locales, la instalación de carteles informativos en cada nacimiento de las paredes de los corrales de pesca.

 

Dichos carteles indicaban, sobre el mismo terreno, las recomendaciones y normas básicas para colaborar en el mantenimiento de estas artes de pesca y, a un mismo tiempo, garantizar su supervivencia.

 

Lamentablemente, la constante acción del mar y de las más variables condiciones meteorológicas han llevado a un progresivo deterioro de dicha cartelería, por lo que durante los últimos cuatro años hemos estado intentando conseguir nueva financiación para llevar a cabo la restitución de dicha señalización.

 

Este año 2.009 dichos intentos han fructificado pues, gracias a la colaboración de la Demarcación de Costas de Andalucía-Atlántico en Cádiz y al propio Ministerio de Medio Ambiente y de Medio Rural y Marino, ha sido posible conseguir el patrocinio de la empresa Tragsa para la colocación de nuevos carteles de señalización.

 

De este tema, no obstante, se hace referencia con mayor detalle en el apartado correspondiente a las actividades del año 2.009.

 

 

 

 

 

Ir arriba.5.- Campañas divulgativas de radio y televisión.

 

Ya hemos hecho referencia anteriormente al hecho de que la mayor parte de los daños que sufren los corrales de pesca por acción directa de los seres humanos (y por extensión, de toda la franja de abrasión litoral que se establece como ámbito geográfico en la que se realiza la actividad de marisqueo tradicional o pesca a pie) se debe al propio desconocimiento de las personas durante su permanencia en un hábitat natural tan sensible.

 

Otro de los medios utilizados para contrarrestar esta amenaza, no menos grave por el hecho de resultar involuntaria, vino dada por la implicación de los medios de comunicación públicos.

 

A partir del año 2.000, y con la colaboración de los servicios técnicos de las Emisoras Municipales de Radio y Televisión, la Asociación de Mariscadores de Corrales de Chipiona “Jarife” llevó a cabo la edición de cuñas publicitarias informativas al respecto de los corrales de pesca (qué son, cómo funcionan, cómo comportarnos en su interior, recomendaciones de actuación...).

 

Estos spots, a modo de “voz en off”, también tenían una señalada presencia en la parrilla diaria de la Emisora Municipal de F.M.

 

 

foto1
foto2
foto3
1/3 
start stop bwd fwd

 

 

 

Ir arriba.6. Maqueta de los corrales de Las Canteras.

 

Como se puede apreciar del contenido de varias de las secciones que componen esta página web, una parte fundamental de la actividad de nuestra Asociación en cuanto al objetivo de dar a conocer los corrales de pesca y sus singularidades y peculiaridades, muy especialmente en cuanto a lo que se refiere a una adecuada actitud a desarrollar en el interior de los mismos para colaborar con su conservación y supervivencia, viene dada por las visitas organizadas a los mismos (ya sean visitas para turistas, para centros escolares o aquellas otras que se realizan de manera más individualizada cuando las razones así lo requieren).

 

Obviamente se da la circunstancia de que la organización de dichas visitas requieren de dos requisitos previos imprescindibles: la existencia de una marea con coeficiente adecuado y la coincidencia con un horario bien determinado de bajamar (y ello sin entrar en otros pormenores tales como la situación meteorológica favorable, que pueden condicionar y hasta impedir el acto).

 

En fecha tan temprana como el año 2.004, y a raíz de algunas peticiones de visitas recibidas desde el Ayuntamiento de la localidad con vistas a atender a algunas delegaciones y personalidades, ya se constató que no siempre se daban estas premisas imprescindibles.

 

A modo de paliar estas limitaciones temporales nos planteamos la posibilidad de organizar visitas virtuales (susceptibles incluso, por ello, de llevarse a cabo a distancia).

 

Para la realización de estas visitas nos planteamos dos medios básicos: un reportaje en video y una proyección informática.

 

Una vez disponibles ambas se logró paliar, hasta cierta medida, la obligatoriedad de respetar horarios y mareas.

 

No obstante, existía un componente difícil de trasladar a los “visitantes” virtuales: la extensión y magnificencia de estas artes de pesca.

 

Por dicha razón, en ese mismo año solicitamos al Ayuntamiento de la localidad que realizara encargo de una maqueta de los corrales de pesca existentes en la Playa de las Canteras (Corral “Trapillo” o “Trapito”, Corral “Cabito” y Corral “Hondo”).

 

Tras analizar las distintas ofertas presentadas finalmente fue seleccionada la presentada por la empresa jerezana Maquetas Quirós,C.B.

 

Esta entidad realizó dicho trabajo con un coste de 5.788,40 €, el cual estuvo disponible a partir del año 2.006.

 

La mencionada maqueta se encuentra custodiada en las dependencias del Ayuntamiento de Chipiona, aunque su ubicación permite que sea visitada por cualquier persona interesada.

 

Igualmente siempre hemos contado con la plena disposición de nuestra Administración local para la utilización de esta maqueta ante cualquier petición que hayamos realizado en tal sentido.

 

 

foto1
foto2
foto3
foto4
foto5
foto6
1/6 
start stop bwd fwd

 

 

 

Ir arriba.7.- Monumento a los mariscadores.

 

Dejando de lado cualquier esbozo de vanidad y cualquier evidencia de falsa modestia, podemos afirmar que la pesca a pie o marisqueo tradicional constituye la más antigua tradición de nuestra localidad, por lo que constituye una parte importante de nuestra riqueza cultural, elemento que se ha catalogado en ocasiones como “patrimonio intangible”.

 

Partiendo de esta premisa en el año 2.004 indicamos al Ayuntamiento que sería un justo y merecido reconocimiento la realización de una muestra pública en tal sentido.

 

Pese a que en la actualidad existen calles que reciben nombres vinculados con nuestra actividad, ya sea por los lugares que se realizan (calle Corral Chico, calle Corral Hondo, calle Corral de la Cuba, avenida del Camarón, etc.), por las personas que la practican (plaza de los Catadores) e incluso de los elementos de que nos valemos (calle Fija, calle Seroncillo...), entendíamos que no estaría fuera de lugar, incluso, el levantamiento de un monumento.

 

El proyecto tomó forma a través del boceto elaborado por el artista D. José Manuel Lanza Albarrán.

 

Dicho proyecto contemplaba una ubicación en la Plaza de las Canteras, en el interior de la fuente proyectada en su centro.

 

El monumento en sí, dentro de la indicada fuente, se levantaría sobre un túmulo que tendría una cubierta de piedra ostionera (similar a la utilizada en la construcción de los corrales de pesca).

 

El monumento representaría, como forma práctica del relevo generacional registrado a los largo de los siglos por los practicantes de esta tradición, a un mariscador de cierta edad dando indicaciones a un niño-adolescente, ambos ataviados a la antigua usanza, mientras éste último registra el interior de un jarife.

 

Las figuras humanas estarían levemente sobredimensionadas (a escala 1,5:1) y se construirían en poliéster ignífugo imitando a bronce envejecido, relleno de hormigón.

 

El túmulo contaría en su parte superior con tres focos sumergibles para permitir la mejor visión del monumento en horario nocturno, así como con un punto de salida de agua (no proyectada) en un circuito permanente con la del interior del vaso de la fuente.

 

En el monumento, finalmente, existiría una placa que indicaría “AL SENTIMIENTO QUE NACE DE NUESTRAS TRADICIONES. CHIPIONA, 1399-2004”.

 

Las fechas hacían referencia al primer documento escrito que versa sobre la práctica de la pesca a pie o marisqueo tradicional, y al momento en que estaba prevista la inauguración del monumento.

 

Lamentablemente el proyecto no ha avanzado de la fase de proyecto hasta el día de hoy, ya sea por razones urbanísticas vinculadas con la remodelación de la plaza en la que se ubicaría, bien por cambios de su ubicación precisa e, incluso, por cambios en cuanto al material de construcción y a la imagen a instalar.

 

Dichos cambios (salvo, lógicamente, en lo que a las razones urbanísticas forzosas citadas) no se adecuan al parecer de esta entidad, por lo que sigue abierto el tratamiento del asunto pues, bien nos tememos, habrá de transcurrir un importante lapso de tiempo hasta que este monumento se convierta en una realidad.

 

 

 

 

Ir arriba.8.- Estudios biológicos sobre el seguimiento de la actividad.

 

Con independencia de las restantes actividades que son llevadas a cabo desde la Asociación de Mariscadores de Corrales de Chipiona “Jarife”, es indudable que su faceta principal (hasta tal punto que es la que le da nombre) viene dada por la regulación y ordenación de la ancestral actividad de marisqueo tradicional o pesca a pie.

 

Entre los distintos requisitos que fueron establecidos en el momento en que fueron dictadas las Resoluciones que regulan la actividad, o a lo largo del procedimiento administrativo que desembocó en las mismas, se previó la necesidad de llevar a cabo un control superior de los aspectos principales de la actividad: identificación de personas autorizadas para llevarla a cabo, filiación de los responsables de los corrales de pesca en cada ejercicio en calidad de catadores y volumen de capturas obtenidas.

 

En lo relativo a las capturas, el “trabajo de campo” es competencia de los catadores de corrales, quienes inscriben diariamente en los libros-registro que reciben, al inicio de cada ejercicio y con tal destino, las capturas realizadas en su zona.

 

A partir de dichos libros-registro se componen, con carácter anual, los resúmenes de capturas que constan en la sección “LA PESCA A PIE O MARISQUEO TRADICIONAL”, en su apartado “HISTORIAL DE CAPTURAS ANUALES REALIZADAS”, y que se remiten tras su confección a las Administraciones competentes.

 

No obstante dicho seguimiento anual, se lleva a cabo, además, un estudio biológico bianual por el que se acredita, por un lado, que las capturas no contribuyen de manera decisiva en superar los niveles de Máxima Producción Sostenible del Caladero del Golfo de Cádiz y, por otro, que del ejercicio de la actividad no se han generado efectos de degradación o deterioro en el dominio público marítimo-terrestre.

 

El resultado de dichos estudios se remite a las Administraciones con competencia en la materia junto con los datos de capturas del segundo año que cierra cada período bianual.

 

Dada la periodicidad bianual de dichos estudios, hasta el momento se han llevado a cabo dos de dichos análisis técnicos: uno por el bienio 2004-2005 y otro por el siguiente período bianual 2006-2007.

 

 

 

Ir arriba.Peticiones para la promulgacion de normativa local de defensa de los corrales de pesca.

 

Después de nueve años de vida, y tras la realización de numerosas actividades de educación ambiental, la Asociación de Mariscadores de Corrales de Chipiona “Jarife” ha llegado a dos conclusiones del todo fundamentales.

 

Por un lado, que las campañas de formación e información colaboran de manera activa y eficaz en que los daños sobre el hábitat que constituyen los corrales de pesca y las especies que los habitan constituyen el mejor medio para colaborar con su salvaguarda y continuidad por razón de que la mayor parte de las acciones indebidas son realizadas por simple desconocimiento.

 

En este ámbito pueden ubicarse las campañas informativas realizadas mediante cartelería o por los medios de comunicación pública a los que ya se ha hecho mención anteriormente, o las correspondientes a distribución de trípticos informativos para adultos, cuadernillos infantiles y visitas guiadas a las que, entre otras, se hace mención entre las actividades de Voluntariado realizadas.

 

Por otro lado, simultáneamente, que hay sector de la población (felizmente solo una minoría) que resultan inasequibles a dichas campañas informativas y que no actúan en los atentados que cometen por mero desconocimiento, sino que lo hacen con previo conocimiento de causa o, incluso, de manera expresa.

 

La existencia de este sector minoritario hacía necesario, a fin de no conducir a baldío los esfuerzos de la mayoría, la aplicación de normas específicas para la salvaguarda de los corrales de pesca.

 

El hecho de que los corrales de pesca constituyan un hábitat endémico (únicamente se localizan corrales en uso en nuestra ciudad y en la vecina localidad de Rota, aunque en menor número, así como un único corral en estado de abandono y franco estado de deterioro en la también vecina Sanlúcar de Barrameda) hacía bastante improbable que esta normativa de protección se generara desde la palestra del legislador nacional o autonómico.

 

No obstante, las competencias y prerrogativas contempladas por la normativa que conferían la concesión y gestión de los corrales al Iltmo. Ayuntamiento de la localidad (Resolución de 13 de julio de 2.004, de la Dirección General de Costas, y Resolución de 17 de septiembre de 2.004, de la Dirección General de Pesca y Acuicultura de la Junta de Andalucía) daban lugar a que se generara una normativa local específica para la regulación y salvaguarda de estas artes ancestrales y de las técnicas pesquero-marisqueras que se tienen lugar en su ámbito geográfico.

 

Tras tres años de gestiones con nuestro Ayuntamiento, esta normativa vio la luz bajo dos figuras: la Ordenanza Municipal de Uso y Aprovechamiento de los Corrales de Pesca y los Bandos de Alcaldía que regulan las actividades que en ellos tienen lugar.

 

 

Ir arriba.9.1.- La Ordenanza Municipal de Uso y Aprovechamiento de los Corrales de Pesca.

 

La Ordenanza Municipal de Uso y Aprovechamiento de los Corrales de Pesca, como su nombre ya bien indica, está expresamente aprobada para regular las actividades y acciones que pueden tener lugar en el interior de estas ancestrales artes de pesca.

 

Tras tres años de gestiones ante nuestro Ayuntamiento, y gracias a la colaboración prestada al mismo, la Ordenanza fue aprobada definitivamente por acuerdo del Ayuntamiento Pleno en sesión celebrada con fecha del 29 de enero de 2.008, y publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz número 33/2.008 (en fecha del siguiente 19 de febrero).

 

Con su nacimiento la defensa de la actividad en el interior de los corrales no dependía tan solo de los preceptos que resultasen de aplicación de las normas reguladoras de la actividad de pesca (en especial, de la Ley 1/2.002, reguladora de las actividades de pesca, acuicultura y marisqueo en Andalucía) o de defensa medio-ambiental o de la costa, sino que se encontraban amparados por una norma específica. El hecho de que dicha norma tenga un carácter local no le resta ni un ápice de eficacia pues, como ya bien se ha dicho, la existencia de los corrales se encuentra muy localizada dentro de este tramo de costa.

 

Si desea conocer de primera mano el contenido de esta Ordenanza Municipal puede hacerlo en la sección “LA PESCA A PIE O MARISQUEO TRADICIONAL”, en el apartado “NORMATIVA PESQUERO-MARISQUERA” (ver “NORMATIVA LOCAL”).

 

 

Ir arriba.9.2.- Bando Municipal de 2008.

 

Una vez aprobada la Ordenanza Municipal se hizo necesario aproximar la noticia de dicha promulgación normativa a la población general, y muy especialmente a la población turística por razón del escaso lapso de tiempo que habita en esta zona y de su desconocimiento sobre gran parte de nuestras particularidades y peculiaridades.

 

Esta aproximación a la población se llevó a cabo por primera vez durante el año 2.008 a través Bando de Alcaldía por el que se hace público el conocimiento del contenido básico de la Ordenanza Municipal a que se hace referencia en el apartado precedente.

 

El mencionado Bando del año 2.008 fue librado por la Alcaldía en fecha del 26 de junio.

 

Si desea conocer de primera mano el contenido de este Bando Municipal puede hacerlo en la sección “LA PESCA A PIE O MARISQUEO TRADICIONAL”, en el apartado “NORMATIVA PESQUERO-MARISQUERA” (ver “NORMATIVA LOCAL”).