Sardina (Sardina pilchardus)

Nombre vernáculo.......:

Sardina

Nombre oficial español:

Sardina

Otras denominaciones:

Sin datos

Nombre científico........:

Sardina pilchardus (Walbaum, 1792)

En otros idiomas.........:

Sardine Commune (francés) – European Pilchard (inglés)

 

Filum

Clase

Subclase

Orden

Familia

Vertebrata

Pisces

Osteichtyes

Clupeiformes

Clupeidae

 

IDENTIFICACION

Pez óseo de pequeño tamaño (llega a medir 25 cms. de longitud).

Cuenta con un cuerpo alargado, fusiforme, de sección oval, y algo comprimido lateralmente, cubierto de escamas grandes que se desprenden con facilidad.

El opérculo cuenta con 4 ó 5 estrías óseas.

El vientre termina en una pronunciada quilla en sierra formada por unas escamas modificadas en escudetes.

La boca es pequeña y los ojos grandes, cubiertos de un párpado adiposo.

Cuenta con una aleta dorsal única provista sólo con radios blandos (14-18). Las aletas pelvianas se encuentran en posición abdominal, con una escama axilar muy patente. La aleta anal está muy retrasada con respecto a la dorsal y cuenta con 14-18 radios, los dos últimos más largos que el resto. Las aletas pectorales son de base corta.

Carece de línea lateral.

Su coloración es azul-verdosa por el dorso y plateada por los lados y el vientre. En la parte alta de los flancos cuenta con una hilera de 7 u 8 manchitas negras.

 

HABITAT

Especie pelágica, típicamente marina, aunque frecuentemente se adentran en el estuario del río Guadalquivir en su fase juvenil.

 

COMPORTAMIENTO

Es una especie de hábitos gregarios y migratorios (se desplaza principalmente en función de la temperatura del agua en pos de su alimento) que forma densos cardúmenes que durante la noche se concentran cerca de la superficie del agua.

Es una especie filtradora que alimenta de pequeños crustáceos zooplanctónicos y larvas de peces.

Alcanza la madurez sexual aproximadamente hacia el final del primer año de vida (cuando mide aproximadamente 13 cms.). Se reproduce en los meses fríos, de noviembre a marzo, lejos de la costa. En cada puesta la hembra desova unos 50.000 huevos.

 

OTROS DATOS

A los cardúmenes de juveniles se les adjudica el nombre de “majúa”, al igual que en el caso del boquerón.

La llegada a la costa de estos cardúmenes de “majúa” se suele interpretar como anticipo de la entrada de ejemplares pelágicos que los siguen en busca de alimento.