Boquerón (Engraulis encrasicholus)

Nombre vernáculo.......:

Boquerón

Nombre oficial español:

Boquerón

Otras denominaciones:

Anchoa

Nombre científico........:

Engraulis encrasicholus (Linnaeus, 1758)

En otros idiomas.........:

Anchois Commun (francés) – European Anchovy (inglés)

 

Filum

Clase

Subclase

Orden

Familia

Vertebrata

Pisces

Osteichtyes

Clupeiformes

Engraulidae

 

IDENTIFICACION

Pez óseo de pequeño tamaño (llega a medir 20 cms. de longitud).

Tiene cuerpo alargado, fusiforme, algo comprimido lateralmente, cubierto de escamas grandes que se desprenden con facilidad.

Tiene una boca grande muy hendida, hasta el punto de sobrepasar el borde posterior del ojo, siendo la mandíbula inferior claramente más corta que la superior. Por su parte los ojos son de gran tamaño.

Carece de línea lateral. A lo largo de su línea longitudinal máxima se encuentran entre 44 y 50 escamas.

Cuenta con una única aleta dorsal de 15 a 18 radios blandos, de base corta, perfil triangular y situada hacia la mitad del cuerpo. La aleta anal se inserta un poco por detrás de la vertical que pasa por el final de la base de la dorsal, siendo ligeramente cóncava. Las aletas pelvianas se ubican en posición abdominal, también pequeñas y de base corta. Su aleta dorsal está ampliamente escotada, contando con una gran escama en la base de cada lóbulo.

Tiene una coloración azulada o verdosa por el dorso y el vientre blanquecino. Sus flancos cuentan con una banda longitudinal plateada orlada por otra más oscura.

 

HABITAT

Especie pelágica costera, típicamente marina.

Capaz de tolerar amplios rangos de salinidad, puede penetrar en lagunas costeras y estuarios.

 

COMPORTAMIENTO

Es de hábitos gregarios, formando grandes cardúmenes. Realizan restringidas pero frecuentes migraciones.

Se alimenta principalmente de zooplancton, incluyendo sus propios huevos y larvas.

Su época de reproducción va desde abril a noviembre, preferentemente al final de la primavera y al final del verano. Sus huevos, de forma elipsoidal, son planctónicos. La puesta de cada hembra se estima en 15.000 huevos, expulsados en distintos momentos durante un largo período, y se realiza de noche. Alcanza la madurez sexual al final del primer año de edad (cuando alcanza entre 9 y 12 cms.).

 

OTROS DATOS

A los cardúmenes de juveniles se les adjudica el nombre de “majúa”, al igual que en el caso de la sardina.

La llegada a la costa de estos cardúmenes de “majúa” se suele interpretar como anticipo de la entrada de ejemplares pelágicos que los siguen en busca de alimento.